Home > Acerca > Noticias - Ford en el mundo > 2020 > Ford, Bedrock y Bosch exploran tecnología autónoma

Ford, Bedrock y Bosch exploran nueva tecnología de vehículos autónomos en Detroit

11/09/20
Ford, Bedrock y Bosch exploran nueva tecnología de vehículos autónomos en Detroit

Mucha gente disfruta conduciendo hasta que llega la hora de estacionar. Pero ¿por qué no dejar que se estacione el propio auto?
Ford Motor Company, Bedrock y Bosch están poniendo en marcha un proyecto con vehículos de prueba de Ford conectados que pueden conducir y estacionar ellos mismos dentro del Garaje de Montaje de Bedrock en Detroit, en los EE.UU., utilizando la infraestructura inteligente de Bosch. Esta es la primera solución basada en infraestructuras de EE.UU. para estacionamiento automatizado donde el vehículo se estacionará por sí mismo dentro de un parking lot.
La investigación se llevará a cabo en Corktown, donde se encuentra el nuevo distrito de innovación de movilidad de Ford. El distrito atraerá a empresarios de movilidad de todo el mundo para desarrollar, probar y lanzar nuevas soluciones para resolver retos del transporte urbano, mejorar el acceso a la movilidad para todos y prepararse para el mundo cada vez más conectado y autónomo que se avecina.
"Estamos continuamente buscando oportunidades para ampliar nuestro conjunto líder de tecnologías de asistencia al conductor Ford Co-Pilot360® que ayudan a conducir con más confianza, y creemos que la tecnología de estacionamiento automatizado es muy prometedora", cuenta Ken Washington, director de tecnología de Ford Motor Company. "Nuestro trabajo con Bosch y Bedrock también se alinea con nuestra visión del futuro, que incluye vehículos cada vez más automatizados que son más conscientes de su entorno, mientras que requieren menos computación a bordo para ayudar a mejorar el diseño, el packaging y el precio".
El proyecto de pruebas se exhibirá en la planta baja del Garaje de Montaje de Bedrock, el primer proyecto de reurbanización residencial del promotor inmobiliario en Corktown. El proyecto se alinea con la visión de Bedrock de combinar edificaciones nuevas e históricas con tecnología de estacionamiento y movilidad - incluyendo la actual instalación del primer puesto de estacionamiento automatizado del Medio Oeste de EE. UU, que estaciona y recupera vehículos en el sótano del Free Press Building usando puntos de carga a nivel de la calle.
"Nos esforzamos por estar a la vanguardia de las iniciativas de estacionamiento y movilidad en Detroit porque reconocemos la importancia de la interconexión entre los edificios y la movilidad", cuenta Heather Wilberger, jefa de información de Bedrock. "Además de reducir drásticamente el tiempo de estacionamiento, vemos esta solución como el primer paso para traer el estacionamiento automatizado a nuestra ciudad, proporcionando la máxima comodidad para nuestros inquilinos, visitantes y residentes".

El vehículo conectado y la infraestructura inteligente mejoran el estacionamiento automatizado. Los vehículos de prueba conectados de Ford funcionan de forma altamente autónoma por medio de la comunicación vehículo-a-infraestructura (V2I) con la infraestructura de estacionamiento inteligente de Bosch. Los sensores de la infraestructura reconocen y localizan el vehículo para guiar su maniobra, incluyendo la capacidad de ayudar a evitar peatones y otros peligros. Si la infraestructura detecta algo en la trayectoria del vehículo, puede detenerlo inmediatamente.

"Para Bosch, el servicio de estacionamiento automatizado reúne nuestra profunda experiencia transversal en movilidad y tecnologías de construcción para ofrecer una solución de infraestructura inteligente que mejora la vida cotidiana", cuenta Mike Mansuetti, presidente de Bosch en Norteamérica. "Esta tecnología permite a los usuarios ver el beneficio de una tecnología altamente automatizada cuando el vehículo se encarga de una tarea como es el estacionamiento en un garaje".

Al llegar al garaje, el conductor dejará el vehículo en una zona designada y utilizará una aplicación de teléfono inteligente para enviar el vehículo a una maniobra automatizada. Los conductores también utilizarán la aplicación para solicitar la devolución del vehículo a la zona de recogida designada, agilizando la experiencia y eliminando la responsabilidad de encontrar el vehículo al volver al garaje.

La nueva movilidad requiere colaboración
El proyecto de demostración en el Assembly Garage reúne a uno de los mayores fabricantes de automóviles del mundo, Ford, el mayor promotor inmobiliario de la ciudad de Detroit, Bedrock, y el mayor proveedor de automóviles del mundo, Bosch, para demostrar cómo las organizaciones están trabajando juntas en nuevas iniciativas de movilidad.
El proyecto de demostración permitirá a las tres empresas obtener valiosos conocimientos sobre la experiencia de los usuarios, el diseño de los vehículos, el diseño de las estructuras de estacionamiento y la aplicación para ampliar la tecnología y su uso.
"Es emocionante y desafiante explorar los vehículos inteligentes en un mundo inteligente. Ford, Bosch y Bedrock han aprendido mucho acerca de cómo los autos se comunican con la infraestructura del proyecto de estacionamiento automatizado. Fuimos capaces de maniobrar los vehículos de forma segura en un entorno complejo, manteniendo al mismo tiempo el más alto nivel de seguridad", dijo Joseph Urhahne, del equipo de Investigación de Conducción Automatizada e Ingeniería Avanzada, Ford de Europa.
Uso eficiente de espacio y de vehículos
Las soluciones automatizadas de estacionamiento aportan valor a los propietarios de los garajes al permitir un uso más eficiente de sus espacios. Con esta tecnología, la misma cantidad de espacio puede acomodar hasta un 20% más de vehículos.
Además de solo estacionar, un vehículo también podría conducirse por sí mismo a zonas dentro del garaje para servicios específicos como la carga de baterías o un lavado. Durante el proyecto, Ford, Bedrock y Bosch harán una demostración de los recorridos de los vehículos, mostrando cómo se movería un vehículo entre las áreas de servicio y, en última instancia, a un lugar de estacionamiento antes de que el usuario lo llame para salir del garaje.

Mucha gente disfruta conduciendo hasta que llega la hora de estacionar. Pero ¿por qué no dejar que se estacione el propio auto?
Ford Motor Company, Bedrock y Bosch están poniendo en marcha un proyecto con vehículos de prueba de Ford conectados que pueden conducir y estacionar ellos mismos dentro del Garaje de Montaje de Bedrock en Detroit, en los EE.UU., utilizando la infraestructura inteligente de Bosch. Esta es la primera solución basada en infraestructuras de EE.UU. para estacionamiento automatizado donde el vehículo se estacionará por sí mismo dentro de un parking lot.
La investigación se llevará a cabo en Corktown, donde se encuentra el nuevo distrito de innovación de movilidad de Ford. El distrito atraerá a empresarios de movilidad de todo el mundo para desarrollar, probar y lanzar nuevas soluciones para resolver retos del transporte urbano, mejorar el acceso a la movilidad para todos y prepararse para el mundo cada vez más conectado y autónomo que se avecina.
"Estamos continuamente buscando oportunidades para ampliar nuestro conjunto líder de tecnologías de asistencia al conductor Ford Co-Pilot360® que ayudan a conducir con más confianza, y creemos que la tecnología de estacionamiento automatizado es muy prometedora", cuenta Ken Washington, director de tecnología de Ford Motor Company. "Nuestro trabajo con Bosch y Bedrock también se alinea con nuestra visión del futuro, que incluye vehículos cada vez más automatizados que son más conscientes de su entorno, mientras que requieren menos computación a bordo para ayudar a mejorar el diseño, el packaging y el precio".
El proyecto de pruebas se exhibirá en la planta baja del Garaje de Montaje de Bedrock, el primer proyecto de reurbanización residencial del promotor inmobiliario en Corktown. El proyecto se alinea con la visión de Bedrock de combinar edificaciones nuevas e históricas con tecnología de estacionamiento y movilidad - incluyendo la actual instalación del primer puesto de estacionamiento automatizado del Medio Oeste de EE. UU, que estaciona y recupera vehículos en el sótano del Free Press Building usando puntos de carga a nivel de la calle.
"Nos esforzamos por estar a la vanguardia de las iniciativas de estacionamiento y movilidad en Detroit porque reconocemos la importancia de la interconexión entre los edificios y la movilidad", cuenta Heather Wilberger, jefa de información de Bedrock. "Además de reducir drásticamente el tiempo de estacionamiento, vemos esta solución como el primer paso para traer el estacionamiento automatizado a nuestra ciudad, proporcionando la máxima comodidad para nuestros inquilinos, visitantes y residentes".

El vehículo conectado y la infraestructura inteligente mejoran el estacionamiento automatizado. Los vehículos de prueba conectados de Ford funcionan de forma altamente autónoma por medio de la comunicación vehículo-a-infraestructura (V2I) con la infraestructura de estacionamiento inteligente de Bosch. Los sensores de la infraestructura reconocen y localizan el vehículo para guiar su maniobra, incluyendo la capacidad de ayudar a evitar peatones y otros peligros. Si la infraestructura detecta algo en la trayectoria del vehículo, puede detenerlo inmediatamente.

"Para Bosch, el servicio de estacionamiento automatizado reúne nuestra profunda experiencia transversal en movilidad y tecnologías de construcción para ofrecer una solución de infraestructura inteligente que mejora la vida cotidiana", cuenta Mike Mansuetti, presidente de Bosch en Norteamérica. "Esta tecnología permite a los usuarios ver el beneficio de una tecnología altamente automatizada cuando el vehículo se encarga de una tarea como es el estacionamiento en un garaje".

Al llegar al garaje, el conductor dejará el vehículo en una zona designada y utilizará una aplicación de teléfono inteligente para enviar el vehículo a una maniobra automatizada. Los conductores también utilizarán la aplicación para solicitar la devolución del vehículo a la zona de recogida designada, agilizando la experiencia y eliminando la responsabilidad de encontrar el vehículo al volver al garaje.

La nueva movilidad requiere colaboración
El proyecto de demostración en el Assembly Garage reúne a uno de los mayores fabricantes de automóviles del mundo, Ford, el mayor promotor inmobiliario de la ciudad de Detroit, Bedrock, y el mayor proveedor de automóviles del mundo, Bosch, para demostrar cómo las organizaciones están trabajando juntas en nuevas iniciativas de movilidad.
El proyecto de demostración permitirá a las tres empresas obtener valiosos conocimientos sobre la experiencia de los usuarios, el diseño de los vehículos, el diseño de las estructuras de estacionamiento y la aplicación para ampliar la tecnología y su uso.
"Es emocionante y desafiante explorar los vehículos inteligentes en un mundo inteligente. Ford, Bosch y Bedrock han aprendido mucho acerca de cómo los autos se comunican con la infraestructura del proyecto de estacionamiento automatizado. Fuimos capaces de maniobrar los vehículos de forma segura en un entorno complejo, manteniendo al mismo tiempo el más alto nivel de seguridad", dijo Joseph Urhahne, del equipo de Investigación de Conducción Automatizada e Ingeniería Avanzada, Ford de Europa.
Uso eficiente de espacio y de vehículos
Las soluciones automatizadas de estacionamiento aportan valor a los propietarios de los garajes al permitir un uso más eficiente de sus espacios. Con esta tecnología, la misma cantidad de espacio puede acomodar hasta un 20% más de vehículos.
Además de solo estacionar, un vehículo también podría conducirse por sí mismo a zonas dentro del garaje para servicios específicos como la carga de baterías o un lavado. Durante el proyecto, Ford, Bedrock y Bosch harán una demostración de los recorridos de los vehículos, mostrando cómo se movería un vehículo entre las áreas de servicio y, en última instancia, a un lugar de estacionamiento antes de que el usuario lo llame para salir del garaje.

Ford, Bedrock y Bosch exploran nueva tecnología de vehículos autónomos en Detroit
Top