Home > Acerca > Historia > Orígenes

Orígenes

Orígenes

 

Eran principios del siglo XX y un genio comienza a imaginar un mundo en el cual las personas pudieran desplazarse mejor y que la distancia no fuera un impedimento. Su nombre era Henry Ford.

Establecido en 1885 en una granja de Dearborne Muchigan, Estados Unidos, Ford comenzó estudiando el galope de los caballos y admirado por su movimiento, comenzó a idear un vehículo.

Ford y otros once inversionistas, creyeron en la idea de desarrollar una marca y con 28.000 dólares de capital fundaron Ford Motor Company Inc., una de las corporaciones más grandes e importantes del mundo y considerada además, uno de los grandes hitos tecnológicos en la historia de la humanidad.

Durante los primeros 15 meses desde su fundación, se vendieron 1.700 unidades del modelo A, siendo el primero de una generación de 19 modelos que seguirían el orden alfabético. Entre los más famosos de esta estirpe estuvo el modelo N que se vendió a 500 dólares.

Posteriormente, se produjo un boom comercial con el lanzamiento del Ford T en 1908, marcando una mejora considerable sobre los anteriores modelos. Su éxito se prolongó durante 19 años y las ventas superaron las 15 millones de unidades en todo el mundo. Era definitivo que la creación de esta empresa había generado una verdadera revolución industrial.

Orígenes

 

Eran principios del siglo XX y un genio comienza a imaginar un mundo en el cual las personas pudieran desplazarse mejor y que la distancia no fuera un impedimento. Su nombre era Henry Ford.

Establecido en 1885 en una granja de Dearborne Muchigan, Estados Unidos, Ford comenzó estudiando el galope de los caballos y admirado por su movimiento, comenzó a idear un vehículo.

Ford y otros once inversionistas, creyeron en la idea de desarrollar una marca y con 28.000 dólares de capital fundaron Ford Motor Company Inc., una de las corporaciones más grandes e importantes del mundo y considerada además, uno de los grandes hitos tecnológicos en la historia de la humanidad.

Durante los primeros 15 meses desde su fundación, se vendieron 1.700 unidades del modelo A, siendo el primero de una generación de 19 modelos que seguirían el orden alfabético. Entre los más famosos de esta estirpe estuvo el modelo N que se vendió a 500 dólares.

Posteriormente, se produjo un boom comercial con el lanzamiento del Ford T en 1908, marcando una mejora considerable sobre los anteriores modelos. Su éxito se prolongó durante 19 años y las ventas superaron las 15 millones de unidades en todo el mundo. Era definitivo que la creación de esta empresa había generado una verdadera revolución industrial.